sábado, 28 de abril de 2018

Se ha unido un juez a la manada.




La manada ahora son seis, se ha unido un juez; mi titular sería éste, siento pavor de vivir en un país donde la justicia está al servicio de las corruptelas de gobiernos sinvergüenzas, pero ante el dictamen de ayer sobre el juicio de una violación de libro, sobre la manada, estoy como toda España perplejo, me siento atrapado en un sistema de justicia parcial ejercida por algunos jueces trasnochados sin objetividad y lo más grave sin ser justos ¿Qué la chica no dijo que no? Ante cinco, ahora seis energúmenos con pinta de matones qué puede hacer una mujer, desvanecerse emocionalmente y esperar que acaben semejante violación y que no la maten, para mí una mujer es igual que un hombre, una persona ha de poder, en un país “digno”, pasear, vestir, trasnochar… sin miedo a que la violen igual que un hombre y si la violan cinco “hombretones” la justicia ha de ser justa y no que un juez machista y arcaico dicte un veredicto a su antojo.
¿Son intocables los jueces? Si el pueblo no está de acuerdo con el veredicto ¿Se le puede juzgar a él por cómplice? La manada, ahora son seis, se le ha unido un juez ¿De verdad la justicia es justa en España?
Todo mi apoyo a la agredida y mi más absoluto repudio a los violadores en general y sobre todo que la justicia, si quiere que el pueblo crea que es justa, que aparte a este juez y vuelva a rehacer justamente todo el proceso  culpándolos de violación sin más, qué es lo que fue.
¿El guardia civil cuando cumpla la condena podrá seguir ejerciendo?
A. Hinarejos
27-04-18

jueves, 26 de abril de 2018

Día de Sant Jordi, diferente.


https://www.elperiodico.com/es/entre-todos/participacion/sant-jordi-valores-cooperativos-176818

Me hubiera gustado que fuera un relato corto; era inmensa, aquella reja empezó a deslizarse hacia un lado, pasamos y volvió a cerrarse, luego otra igual hizo lo mismo y nos dejó penetrar a la zona “verde”, un sauce llorón inmenso capitaneaba aquel espacio, aunque justo al entrar había una especie de porche y en una de las paredes a especie de mural y relacionado con las personas con discapacidad se podían leer infinidad de frases, “mi ignorancia es tu discapacidad” creo que decía una. José  Luis, que no se despegó de nosotros nos fue informando durante las cinco horas de la actividad del centro, la zona verde, dos hectáreas más o menos, cubiertas de un césped natural donde diente de león, llantén, malvas… le daban un colorido especial, olivos, un cerezo… según nuestro guía cuando se jubila alguien plantan un árbol en su honor. Nos acercamos a comprar una pulsera a una parada y al pagar nos advirtieron que con dinero no podíamos, que teníamos que ir a la “banca” a cambiar euros por su moneda. Una tómbola hecha con una llanta de bicicleta, una parada de libros, otra de manualidades hechas con material reciclado, rosas de papel,… un sinfín de experiencias donde Neus, Cristian, Marta, Edith y Yo…, instruidos por nuestro guía y a veces por algún que otro joven interno cambiamos el dinero por obras de “arte” hechas por ellos. Ah, también había una jaima árabe, donde tomamos té y pastas, luego, el centro nos invitó a un vermut y la comida compartida con los chavales. Total un día de Sant Jodi tan especial como pedagógico, un día inolvidable del que me hubiera gustado que todo aquello solo hubiera sido un relato corto inventado.
La dureza del recinto esconde tras aquellas rejas a jóvenes heridos por las consecuencias de una globalización emponzoñada.

Unos días atrás me comentaron en Ecom, si me gustaría ir a pasar el día de Sant Jordi al Centre Educatiu L’Alzina, que ponían punto y final al proyecto “L’Alzina Solidària”, que este año Ecom había sido la entidad escogida para que los jóvenes internos se acercaran y se fomentaran los valores cooperativos.
24-04-18 
A. Hinarejos

lunes, 23 de abril de 2018

¿El Resto, no es ya una critarquia?



¿El Resto, no es ya una critarquia?
Lazos amarillos ofensivos, según el ministro Catalá, “tiene usted suerte porque puede venir aquí con ese ofensivo lazo” ¿Dónde está la ofensa por ponerse un lazo? La ofensa para todos los españoles es mentir en el currículum, mentir en las cifras de parados, mentir en el sueldo de los trabajadores… mentir en lo que pasa en Catalunya, la política siempre ha sido igual, en mi pueblo la derecha y la izquierda nunca se han llevado bien, toda la vida ha habido enfrentamientos, eso sí, la fuerza, que no la razón casi siempre la ha tenido el poder y ahora la justicia. Sólo les falta decir que nueve autómatas están en la cárcel y siete más en el exilio, adoctrinados por una parte importante del pueblo catalán. Cuando no hay un argumento serio lo fácil es inculcar odio y exagerar lo peligroso que es un lazo amarillo a tu “clientela”, aprovechar los micrófonos que llegan a ella, que no al mundo, para decir que aquellos que están presos son unos “Mesías”, que han adoctrinado a dos millones y pico y de paso ellos, los presos y exiliados se han hecho el “harakiri”  políticamente. Nadie ha adoctrinado a nadie y por supuesto un lazo amarillo no es ofensivo ni peligroso, y, por si no se han enterado, es que un pueblo del siglo XXI no encaja en el pensamiento ralentizado del Resto.
Lazos amarillos ofensivos, un pueblo cruel lavando el cerebro a sus dirigentes para apartarlos del diálogo como si fueran títeres, gente mala con lazos amarillos por el sólo hecho de ofender al Resto ralentizado, sí señores, esa parte importante del pueblo catalán es así de cruel, esa parte se inventa quimeras por “deporte”, genera reuniones de más de dos millones de personas para que metan a la cárcel a los cabecillas y luego poder ponerse un lazo amarillo para ofender al Resto.
El “ralentí” es también una forma de vivir, la del siglo XIX, lo malo es que en el ese Resto hay gente del siglo XXI sin posibilidad.
¿El Resto, “España” no es ya una critarquia?
19-04-18
A.Hinarejos

domingo, 22 de abril de 2018

Camisetas peligrosas



El democrático gobierno de Madrid tras el 1-O vuelve a hacer el ridículo ante todo el mundo en la final de la copa entre el Sevilla y el Barça en el campo de fútbol del Atlético de Madrid enviando a la policía nacional a requisarle a los catalanes las ofensivas bufandas amarillas y las peligrosas camisetas también amarillas, vergonzoso, ver a los aficionados desprenderse de sus prendas amarillas amenazados por la policía uniformada, no tiene parangón, es el hazmerreír de un gobierno decadente sin más ideas que la represión pura y dura, es el ordeno y mando, es poder por el poder sin más.
¿Qué peligro representa una bufanda y una camiseta según el gobierno?
En fin, la represión está servida y se ha de visualizar también ante la celebración de un partido de fútbol cuando juegue el Barça.
22-04-18

Documental TV3 "autobiografía"



Según TV3 lo vieron 550.000 personas.

http://www.youtube.com/watch?v=PuKT2WkG_5M
http://www.youtube.com/watch?v=znrF8RfYgcc
Autobiografía.
Este documental estaba en Megavídeo y desapareció, por eso lo cuelgo aquí.
Está en castellano