domingo, 27 de noviembre de 2011

Hoy no me quejo.


Quiero dar las gracias a Saba, Fonta, Javi, BF, Ariadna, Ricard... por moverme las piezas y así poder participar en algunos torneos de rápidas, sin saberlo han colaborado a que mi hooby haya sido un poco más gratificante hacia mi persona. Me revelo ante las trabas que encuentro en mi camino, pero me descubro cuando sin entender por qué alguien actúa con espontaneidad, por eso sin entender por qué me ha dado la gana de plasmar este agradecimiento por escrito.
Saludos.

2 comentarios:

Catulo dijo...

Pues nada, Andrés, gracias por el comentario. LA verdad es que en mi caso no es ningún sacrificio mover las piezas porque en realidad aparezco por el club por el ambiente. La competición en sí misma no me atrae mucho, las lentas un poco más, pero en rápidas y semis me lo tomo como ir a tomar algo y ver a los amigos. Lo que haga mientras tanto, jugar o mirar, me da bastante igual. Te confieso además que me produce una sensación muy curiosa seguir tus instrucciones e intentar ser rápido ejecutándolas porque compito sin competir. Es divertido y no estresa tanto porque tengo presión cero.
Por cierto, quién gano el social de rápidas? Porque aquí nadie dice ni mu.

Andres Hinarejos dijo...

Los hermanos Sanchez y Beto el tercero