miércoles, 10 de mayo de 2017

Respetad las reservas. Hoy en El Periódico digital







Un diez para una conductora de autobús, concretamente de la línea H16, ¡¡Coja al niño en brazos y plegue el cochecito!! Así le respondió a una persona que viajaba en el mismo;  iba el bus lleno y en la parada había una persona con silla de ruedas, al sacar la rampa para que subiera, casi toda la gente que viajaba, incluida la persona del cochecito, gritaron que se espere al próximo que este va lleno, entonces fue cuanto la conductora dijo, va una silla de ruedas y el autobús tiene dos plazas reservadas, pero es que va un cochecito de niño, pues coja al niño en brazos y plegue el cochecito. No tengo nada en contra de los bebés y sus carritos, ni de los turistas y sus maletas, ni de los carros de compra… sólo quiero reivindicar nuestro derecho, no permitiré ser siempre el último, máxime cuando las reservas en el bus, como muchas otras cosas, las hemos conseguido tras muchísimas horas perdidas, y muchos dolores de cabeza. Sin ir más lejos, ayer subí a uno donde había tres cochecitos, la respuesta fue contundente, yo estaba primero, pues hala, a viajar en medio del espacio por donde pasa la gente, con lo que molestaba a todo el mundo y yo nervioso, yo estoy primero… seguía diciendo la persona que ocupaba la reserva, haciendo ver que no entendía nada, sin embargo, ayer el conductor de la línea H16, se lavó las manos. Un viajero que se encaró enérgicamente con el susodicho tuvo que escuchar, pues que no salgan de casa, el revuelo fue unánime.
Creo que la rotulación donde dice, preferente, con el dibujo de una silla de ruedas, tendría que ser más clara y sobretodo el conductor como responsable único ha de intervenir, como ya lo hace cuando viajan dos personas con silla de ruedas no dejando subir a un tercero, no puede ser que cuando suben dos, tres, cuatro… cochecitos de bebés, en muchos casos vacíos, uno se juegue la vida viajando en medio del rellano intermedio, teniendo que oír en muchas ocasiones que tendríamos que haber esperado al siguiente porque está lleno de cochecitos.
Yo particularmente estoy harto de esperar al siguiente y contemplar culos cuando voy al teatro o cualquier acto público y todo el mundo se pone de pie delante cuando ocurre algo interesante.

Respetad las reservas del bus, de aparcamiento, que no están porque sí, simplemente son necesarias para que mucha gente pueda ser un poco más libre.
A. Hinarejos
05-05-17

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón Andrés, a mi también me han pasado situaciones tan desagradables con los cochecitos como la tuya, este espacio reservado para sillas de ruedas se consiguió hace años gracias a nuestras reivindicaciones y nos parece perfecto que en caso que no venga ninguna persona en silla lo ocupen los cochecitos, pero si sube, el pictograma indica bien claro la preferencia. Lamentablemente esta situación está empeorando por la aplicación de la Nueva Xarxa Bus, ya que sitios donde íbamos directamente ahora nos obligan a hacer transbordos, con el problema de más fallo de rampas y que al subir al segundo autobús este viene más lleno.