domingo, 29 de septiembre de 2013

Yo... ...Rutina


Estaba yo comprando un casco cuando el alcalde de Barcelona se me acercó ¿Qué hay, está todo acondicionado para vosotros? Acabo de llegar y lo que he visto más o menos, le contesté. No entiendo que estas preguntas se sigan haciendo, todo edificio nuevo, por ley, ha de edificarse para toda clase de ciudadanos, no veo al alcalde preguntándole a un ciudadano si falta un tramo de escalera para subir al primer piso, o... ¿Has encontrado algún escalón en la rampa del párking...? Señor Trías, usted igual que todos los políticos hacen estas cosas porque para ustedes no es normal la normalidad de la que alardean, cualquier remiendo sirve para que una persona que ha de utilizar una silla de ruedas pueda disfrutar de la miseria que demuestran los arquitectos amparados por una clase política hipócrita al edificar nuestros edificios. Xavier Trías alcalde de Barcelona, en la rampa del párking no hay escalón, para subir andando al primer piso no falta ningún tramo de escalera, no es necesario que pregunte a nadie que camine, ya se lo digo yo, el arquitecto es muy profesional para hacer este trabajo rutinario, permítame decirle que para el drenaje más bien un poco lerdo al tener que inaugurar el edificio tres meses más tarde por las cascadas que originó la lluvia. Señor alcalde me gustaría que algún edificio se inaugurara tres meses más tarde por que el lerdo del arquitecto no cumple con la rutina de que todo ciudadano pueda utilizarlo y este concretamente no cumple esa rutina, las tiendas son todas ilegales, chapuceras... si señor, al descubrir el escalón que hay que sortear para poder entrar en ellas se me cayó el alma a los pies, no le digo nada del engendro que le han vendido para enderezar el entuerto, vergonzoso.

Els Encants han perdido el encanto “medieval”, pero todo sea por una Barcelona moderna, el edificio a mi particularmente no me disgusta, pero por favor que la rutina arquitectónica llegue a todo el mundo, es tan simple como que una rampa de párking no tiene que acabar en escalón o que para subir caminando al primer piso no puede faltar un tramo de escalera.
No quiero ser un ciudadano de tercera, mientras una parte de la comunidad viaje en “trenes” del siglo diecinueve, Barcelona no puede presumir de ser una ciudad europea. Las goteras son importantes pero sólo salen cuando llueve, un edificio inaccesible es perpetuo.
29-09-13
A. Hinarejos

Mientras no se atrase la inauguración no se convertirá en hábito. Señor Trías, políticos... cumplan con su obligación, hagan ver a los arquitectos que no convertir en rutina la accesibilidad está penalizado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Trobem molt lamentable que en una ciutat com Barcelona s’hagi permès que els nous Encants Vells, realitzats pel despatx “b720” de l'arquitecte Fermín Vázquez, s’hagin ubicat les botigues a les rampes que donen accés al recinte provocant que aquestes tinguin un esglaó que va augmentant amb el pendent i que les fa inaccessibles per a les persones que ens desplacem en cadira de rodes.

Segons el dossier de premsa de l'Ajuntament de Barcelona, és per donar una imatge contrària a molts centres comercials estructurats en plantes diferenciades. Però en aquests SÍ que podem entrar per petites que siguin les botigues.

Segons l'arquitecte, han resolt tècnicament aquesta inaccessibilitat lliurant a cada botiga unes rampes mòbils compostes per dos rails independents que són un veritable perill per a la persona en cadira de rodes que vol pujar o baixar. Com que no han tingut en compte el desnivell del carrer ni que cada rail queda a una alçada diferent, a l’intentar pujar o baixar amb la cadira (principalment les elèctriques) fan que aquests rails se separin o es girin.

Qui ha permès que a les botigues no puguem entrar?
Qui ha assessorat amb aquest tipus de rampes?

Després de tanta decepció vam decidir anar a prendre un cafè amb llet al bar dels Encants que té dues entrades, una pel carrer i una altra per dins del recinte, a les dues hi ha un esglaó que t'impedeixen l'entrada, ens vam quedar també sense cafè.

Esperàvem amb molta il•lusió el nou mercat dels Encants de Barcelona, la decepció i indignació és molt gran.




Miquel Figueras
Vocalia de Persones amb Diversitat Funcional
Associació de Veïns i Veïnes de Sant Martí

Andres Hinarejos dijo...

Amigo Miquel, nos tienen engañados con las migajas que nos "tiran" los responsables de que nuestro país lo podamos disfrutar como cualquier otra persona, para ellos somos una "espina" en sus proyectos. Nos tiran las migajas, para ellos no contamos nada más que para sacarnos a la palestra cuando necesitan nuestro voto. Que no podamos tomar un café o entrar en una tienda les importa un comino.

Manuel Romero Hernandez dijo...

Pues a este señor arquitecto yo le pondría una liana y le obligaría a entrar a su casa (que seguro que tiene varios pisos) siempre por el primer piso encaramándose por la liana. Así le daría una imagen salvaje acorde con lo que parece que es él...
Creo y quiero creer que existen buenos profesionales en este país. Por qué se les dan estos trabajos de tanta trascendencia a tamaños inútiles?
Manuel Romero